“ Behind the jara “

El pasado 23 de Abril, cuando cesaron las lluvias del invierno, por fin visitamos Cornalvo.

Nos recibieron en el centro de interpretación donde nos explicaron las principales características de la dehesa extremeña y otros ecosistemas, luego dimos un paseo por el parque observando su impresionante paisaje.

Las encinas mostraban sus flores en amentos y los alcornoques dejaban, a veces, sus troncos al desnudo, mostrándose sin el corcho . De pronto, entre las jaras alguien (Cristina) vio una curiosa planta, ¿era una planta?, ¿un hongo? ¿qué era aquello?. 

Tenía unos vivos colores amarillos y rojos y apenas asomaba de la tierra formando pequeños racimos. Cristina ya se veía poniendo su nombre a “la nueva especie descubierta”, pero antes que nosotros ya la había encontrado Linneo y la llamó Cytinus hipocystis ; el nombre del género deriva del griego “kytinos”, granada, por el parecido con una granada abierta. La denominación específica se refiere a que nace junto al “cisto” o jaras (especies del género Cistus).

Sus tallos son simples, gruesos, muy cortos. Hojas escuamiformes carnosas, densamente imbricadas y de color rojizo. Flores unisexuales, dispuestas en una espiga densa, en número de 5 a 10, las inferiores femeninas y las superiores masculinas.

Es una hierba perenne, sin clorofila, lo que la obliga a obtener su alimento a partir de otras plantas superiores, por lo general individuos pertenecientes al género Cistus (en nuestro caso de Cistus ladanifer o jara pringosa) , a los que extraen sus jugos mediante la implantación de unos órganos de succión sobre las raíces del hospedante que llegan hasta los haces vasculares.

Su nombre vulgar es “teticas de doncella”. Es una planta comestible, segrega una sustancia dulce que hace que en algunos lugares los niños la busquen para chuparla. Su sabor es comparable al de la miel, por lo que en algunas regiones recibe el nombre vulgar de “melera”. Se ha usado por la medicina popular como antidiarreico y como astringente.

Continuamos la visita entre olores a jara y retama, colores malváceos de la viborera y el saludo de los buitres, que nos despedian con sus alas extendidas.

Fdo. Alumnos de B1B y B2B.

Anuncios
Published in: on mayo 10, 2010 at 9:29 am  Comentarios desactivados en “ Behind the jara “  
A %d blogueros les gusta esto: